Funciones Biológicas De Los Lípidos

Los Lípidos

¿Qué son los lípidos?

Los lípidos son un conjunto de moléculas orgánicas (la mayoría biomoléculas).

Son un grupo de sustancias de estructura química muy distinta, pero con una propiedad física común: no se pueden disolver en agua y sí en otros compuestos, como son, entre otros, la gasolina, el éter o el cloroformo.

¿De qué están hechos los lípidos?

Los elementos mayoritarios en su composición son el hidrógeno, el carbono y el oxígeno, este último en menor proporción que en los glúcidos.

También pueden contener fósforo, azufre y nitrógeno.

¿Cuáles son lípidos?

funciones biológicas de los lípidos - Imagen
LAS GRASAS SON la principal reserva de energía de los animales, que se pueden metabolizar con gran facilidad.

A los lípidos se les llama incorrectamente grasas, ya que las grasas son solo un tipo de lípidos procedentes de animales y son los más ampliamente distribuidos en la naturaleza.

Los lípidos más importantes son las grasas y las ceras.

Las grasas constituyen la principal reserva de energía en los animales. En un gramo de grasa se almacena el doble de energía que en un gramo de glúcidos. Además, muchos animales, como los cetáceos, se envuelven de una gruesa capa de grasa para aislarse del frío.

¿Cuál es la función de los lípidos?

Los lípidos cumplen funciones diversas en los organismos vivientes, entre ellas la de reserva energética, estructural y reguladora.

A diferencia de las plantas, los animales se desplazan continuamente, por lo que les resulta más rentable utilizar una reserva energética que pese menos.

Las ceras son lípidos que, al no ser solubles en agua, aparecen en la naturaleza protegiendo la superficie de muchas plantas y animales contra la evaporación, contra los parásitos, etcétera.

Funciones biológicas de los lípidos

  • Función transportadora. El transporte de lípidos desde el intestino hasta su lugar de destino se realiza mediante su emulsión gracias a los ácidos biliares y a las lipoproteínas.
  • Los lípidos desempeñan diferentes tipos de funciones biológicas:
  • Función de reserva energética. Los triglicéridos son la principal reserva de energía de los animales ya que un gramo de grasa produce 9,4 kilocalorías en las reacciones metabólicas de oxidación, mientras que las proteínas y los glúcidos solo producen 4,1 kilocalorías por gramo.
  • Función estructural. Los fosfolípidos, los glucolípidos y el colesterol forman las bicapas lipídicas de las membranas celulares. Los triglicéridos del tejido adiposo recubren y proporcionan consistencia a los órganos y protegen mecánicamente estructuras o son aislantes térmicos.
  • Función térmica. En este papel los lípidos se desempeñan como reguladores térmicos del organismo, evitando que este pierda calor.
  • Función reguladora, hormonal o de comunicación celular. Las vitaminas liposolubles son de naturaleza lipídica (terpenos, esteroides); las hormonas esteroides regulan el metabolismo y las funciones de reproducción; los glucolípidos actúan como receptores de membrana; los eicosanoides poseen un papel destacado en la comunicación celular, inflamación, respuesta inmune, etc.

¿Cuáles son los tipos de lípidos?

Los fosfolípidos son muy importantes, pues son las moléculas que forman las membranas de las células y sus orgánulos, y se unen de tal manera que forman una bicapa.

Los terpenos constituyen otro grupo de lípidos ampliamente distribuidos en la naturaleza. Algunos abundan en las esencias de muchas flores y frutos, como es el caso del alcanfor o el mentol. También son terpenos algunos pigmentos vegetales, como los carotenos (de color anaranjado) y las xantofilas (amarillas).

También algunas vitaminas, vitales para los animales, proceden de terpenos: es el caso de las vitaminas A, E y K.

El popular colesterol pertenece a otro importante grupo de lípidos: los esteroides. Forma parte de la totalidad de las membranas biológicas.

Además se encuentra en el tejido graso y en la sangre: cuando su concentración en ésta se eleva demasiado, aumenta alarmantemente el riesgo de arteriosclerosis y otras enfermedades vasculares. En contraposición tiene a su favor el hecho de ser el precursor de la vitamina D.

Otros esteroides que merecen ser destacados son los ácidos biliares, las hormonas sexuales fabricadas en los órganos reproductores (estrógenos, testosterona y progesterona) y las hormonas de la corteza suprarrenal.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.