Saltar al contenido
Libro Visual

Función Biológica De Los Carbohidratos

¿Qué son los carbohidratos?

Los carbohidratos (glúcidos, hidratos de carbono o sacáridos) son biomoléculas, cuyas principales funciones en los seres vivos son el brindar energía inmediata y estructural.

Más rigurosamente denominados glúcidos, los carbohidratos son principios inmediatos orgánicos.

La totalidad de los azúcares naturales procede de la unión de tres azúcares fabricados por las plantas gracias al proceso de la fotosíntesis: la glucosa (azúcar de la uva), la fructosa (azúcar de la fruta) y la galactosa. La combinación de los dos primeros produce la sacarosa o azúcar de caña. La unión de la glucosa y la galactosa produce la lactosa, que es el azúcar presente en la leche. Al unirse dos moléculas de glucosa se obtiene el azúcar de malta.

Los carbohidratos proporciona la energía necesaria para mantener en forma nuestro cuerpo. Sin embargo, carece de proteínas, aminoácidos, vitaminas y minerales, los cuales también son elementos indispensables para el buen funcionamiento del organismo.

Descubierta por Fahlberg y Remsen en 1879, la sacarina ha venido a sustituir el azúcar, por cuestiones tanto de salud como de estética (usada, por ejemplo, en dietética para mantener una figura más esbelta). Su poder edulcorante es superior al del azúcar común, pero con menor valor energético (proporciona menos calorías).

Los Carbohidratos - Imagen
EN LA ALIMENTACIÓN de los seres humanos forman parte la totalidad de los componentes orgánicos existentes. Los productos obtenidos a partir de los cereales proporcionan una gran cantidad de almidón que el organismo consumirá, almacenando el resto en forma de grasa.

¿Qué es lo que contiene los carbohidratos?

En cuya composición figuran el carbono, el oxígeno y el hidrógeno.

¿Cuáles son las funciones principales?

Sus funciones principales en los seres vivos son energéticas y estructurales. Algunos pueden contener fósforo, nitrógeno o azufre; en este caso la función suele ser más concreta, como, por ejemplo, formar parte de los ácidos nucleicos, etcétera.

¿Qué es la glucosa?

La glucosa es un glúcido muy sencillo. La glucosa, es el compuesto orgánico más abundante de la naturaleza, y es el componente principal de polímeros de importancia estructural como la celulosa y de polímeros de almacenamiento energético como el almidón y el glucógeno.

¿Cuál es su función en el organismo?

La célula lo utiliza como combustible a fin de obtener la energía necesaria para realizar sus múltiples actividades en un proceso denominado respiración celular.

Varias moléculas de glucosa se pueden unir o polimerizar, dando lugar a glúcidos más complejos.

¿Qué es el almidón?

El almidón es un polímero de la glucosa y constituye, la reserva de ésta en células vegetales. Así pues, la glucosa que las células «no necesitan» en un momento dado se almacena en forma de almidón.

¿Dónde se encuentra el almidón?

El almidón es casi el único componente del pan, las patatas o el arroz. Se dice que estos alimentos engordan, y esto es así porque el organismo convierte en grasa los glúcidos que le sobran.

¿Qué es el glucogeno?

El glucógeno es un polímero muy parecido al almidón, que constituye también una reserva de glucosa, pero en este caso en las células animales. Se almacena en el hígado y en los músculos.

¿Qué es la Celulosa?

La celulosa es un polisacárido estructural en las plantas ya que forma parte de los tejidos de sostén.

La celulosa, exclusiva de las células vegetales, forma parte de una estructura llamada «pared celular» que protege y mantiene la forma de dichas células.

La celulosa sólo es digerida por los animales herbívoros. Los humanos y la mayoría de animales no podemos digerirla, con lo cual, al comer verdura, que es muy rica en celulosa, ésta pasa por el tracto digestivo y es excretada sin que nos aporte calorías, por lo que los vegetales son alimentos que no engordan.

¿Qué es la quitina?

Otro compuesto formado con glúcidos es la quitina, que forma parte del exoesqueleto de los insectos y de la pared celular de muchos hongos.

La quitina es un polisacárido muy abundante en la naturaleza, principalmente en crustáceos, insectos y hongos.