Saltar al contenido
Libro Visual

Ensayo del Cambio Climático Introducción, Desarrollo y Conclusión

Introducción

Ensayo del cambio climático Introducción - Imagen

¿Cuál es el problema?

El cambio climático y los problemas ambientales son un tema complicado. Y si tiene niños pequeños, puede ser difícil explicar exactamente lo que está sucediendo en el mundo.

Mucha gente está hablando sobre el cambio climático, y mucha gente está muy preocupada por ello. Hay protestas y es posible que escuches algunas cosas aterradoras sobre el futuro. La gente aún no sabe cómo resultarán las cosas dentro de 10 años, 20 años o dentro de 100 años.

Pero hay cosas que podemos hacer. Una de las cosas más importantes, es entender cuál es el problema, cómo todos jugamos un papel en causarlo y cómo todos podemos jugar un papel en resolverlo.

¿Hay preocupación por el cambio climático?

Los ciudadanos están preocupados. No están contentos con los funcionarios públicos a cargo, los que deberían mejorar nuestras vidas, parecen ignorar el problema del cambio climático, o no hacer lo suficiente para evitar que las comunidades terminen sufriendo por el cambio climático.

Los estudiantes esperan que al salir de la escuela con pancartas y megáfonos, y al reunirse con otras personas que quieren que las cosas cambien, sus voces sean escuchadas. Quieren que los políticos, esas personas que toman decisiones que repercuten en la sociedad, se reúnan y propongan soluciones al cambio climático y encuentren una manera de arreglar el daño que hemos hecho.

Los líderes mundiales se reunieron y acordaron que harían eso. Pero hasta ahora, no han hecho lo suficiente.

Desarrollo

Ensayo del cambio climático Desarrollo - Imagen

¿Y qué es exactamente el cambio climático?

Esa es una pregunta difícil. Muchas personas no entienden muchos de los detalles sobre el cambio climático. Es un problema causado por los “gases de efecto invernadero”.

Un invernadero está hecho de plástico que atrapa el calor del sol pero no lo deja salir de nuevo, por lo que en el interior, se calienta más. Lo mismo ocurre con la atmósfera de la Tierra, que retiene el calor del sol para mantenernos a una temperatura no muy fría.

Pero los gases que provienen de las fábricas, plantas de energía y coches, están haciendo que el planeta se caliente demasiado.

La mayor parte de la energía que usamos para hacer cosas, mantener las luces encendidas y nuestros hogares calientes, encender el aire acondicionado y el transporte de energía, proviene de la quema de combustibles como el petróleo, el gas y el carbón. Estos se llaman combustibles fósiles y cuando se queman, liberan carbono. Una vez que el carbono llega a la atmósfera, atrapa mucho calor.

La tala de árboles también puede hacer que el mundo sea más caliente, porque los árboles sacan el carbono de la atmósfera y lo almacenan de forma segura.

Cuando el planeta se calienta, la forma en que el clima cambia es diferente de un lugar a otro, y es difícil de predecir. Es posible que hayas oído a las personas mayores hablar de cómo los inviernos solían ser nevados, o visto imágenes de glaciares derritiéndose. En algunos lugares, los desiertos son cada vez más grandes y en verano puede hacer demasiado calor para salir.

Pero en otras partes del mundo en realidad puede hacer más frío, más lluvioso o más tormentoso: por ejemplo, cuando los glaciares se derriten, toda esa agua helada entra al mar, lo que hace que sea más frío, cambiando los flujos de agua y aire, y el clima. Y cuando hace calor, se evapora más agua y se produce más lluvia.

¿Se va a acabar el mundo?

No, el planeta Tierra tiene aproximadamente 4.500 millones de años y ha pasado por muchos cambios, volviéndose cada vez más cálido y frío en diferentes momentos. Pero a los animales y plantas que viven aquí ahora les gusta el clima tal como es. Si cambia demasiado, muchos morirán.

El clima inusual – demasiada lluvia o insuficiente, grandes tormentas, veranos más calurosos, incendios forestales e inundaciones – también hace más difícil el cultivo de los alimentos que comemos todos los días. En algunos lugares, no hay suficiente comida y agua.

El cambio climático podría significar que más personas se enfermarán. Y algunas personas tienen que abandonar sus hogares y buscar un lugar más seguro para vivir, a veces lejos en otro país.

Para evitar que el mundo se caliente demasiado, tenemos que cambiar la forma en que vivimos. Las personas se sienten cómodas viviendo sus vidas de cierta manera, viajando en automóviles y aviones a gasolina y encontrando todo lo que quieren en las tiendas, y pueden temer renunciar a ese estilo de vida.

Conclusión

Ensayo del cambio climático Conclusión - Imagen

Pero, ¿qué tiene eso que ver conmigo?

La contaminación puede venir de muchas cosas; casi todo lo que hacemos en nuestra vida diaria tiene un efecto en el clima. Por eso intentamos viajar menos en avión, reutilizar nuestras bolsas de compras y comprar menos cosas, o conseguir nuestra comida en las granjas más cercanas a casa.

Piensa en las botellas de agua de plástico. Antes de que aparezcan en la tienda, alguien tiene que hacer la botella, llenarla con agua y llevarla a la tienda en un camión. Y luego, una vez que terminamos con ella, por lo general nos deshacemos de ella de inmediato, reciclándola, cuando podemos, o simplemente tirándola a la basura. Todo esto tiene un efecto en el planeta, creando más contaminación en el aire, contaminando el agua dulce y haciendo más basura.

Entonces, ¿qué puedo hacer para ayudar?

Podemos hacer pequeñas contribuciones, como acordarnos de apagar las luces cuando salimos de una habitación, comer más vegetales y hacer abono con nuestra basura orgánica. También podemos caminar o ir en bicicleta, o ir de vacaciones más cerca de casa para poder tomar el tren, que usa menos energía y contamina menos que un avión.

Todo el mundo puede hacer cambios en su vida diaria que significan que habrá menos contaminación. Y aunque nuestras elecciones por sí solas no son suficientes para arreglar el problema, pueden ayudar a convencer a las empresas y a los políticos para que hagan cambios más significativos.

Simplemente haciendo estas preguntas, y aprendiendo de libros o de interesantes películas y documentales, y hablar sobre el cambio climático y el medio ambiente con otras personas en tu vida diaria, estás ayudando a difundir el mensaje. Y cuanto más sepa la gente sobre el problema, más posibilidades tendremos de hacer algo al respecto.